lunes, noviembre 28, 2011

Celda 211


Ejemplo de que con un buen guión, unos buenos actores y una buena dirección se pueden hacer películas solventes en este país. Daniel Monzón se puso al frente de esta historia un tanto rebuscada, pero super-entretenida, consiguiendo una buena colección de premios, entre ellos varios 'Goya'. Destacan las actuaciones de Marta Etura y la creación fantástica de Luis Tosar, ese 'Malamadre', que, a buen seguro, quedará en el ideario colectivo de la historia cinematográfica en idioma español: un prodigio interpretativo.

2 comentarios:

Jesus dijo...

Una gran película, personalmente de momento no me animo a volverla a ver, pero en el cine me impresionó sobremanera y creo que tiene bien merecido los premios y el buen sabor de boca que ha dejado en la mayor parte del público

José Luis Subtil Blog dijo...

Efectivamente, yo creo que ése es el principal valor de la peli: la magnífica sensación a buen cine de suspense que deja. Como comentaba en la entrada, la historia quizá es algo rebuscada, pero los actores están muy bien, sobre todo Tosar, y el director sabe mantener la tensión y el interés todo el tiempo.
Muchas gracias por comentar!
Saludos.