viernes, julio 06, 2012

The Amazing Spiderman

Reseteo de la franquicia, aunque no estoy muy seguro de que haya sido para bien... Soy un entusiasta fan del arácnido super-héroe desde la más tierna infancia. Siempre me fascinó el Hombre Araña, sus conflictos personales, los villanos a los que se enfrentaba, sus historias de amor con Gwen Stacy y Mary Jane Watson, su relación con la tía May y su sentimiento de culpa por no haber podido evitar el asesinato de su tío Ben.... Como buen fan, he leído los comics y he visto muchas de las series de dibujos, películas, etc. que se han producido inspiradas en el personaje. Sin embargo, y curiosamente, este nuevo acercamiento a Spiderman, a pesar de que parecía prometer ser más fiel al comic, hace echar de menos la célebre trilogía de Sam Raimi, con Tobey Maguire a la cabeza, y eso que ésta fue muy criticada por los fans por determinados aspectos no muy fieles a las historietas. Los ya iniciados sabrán que la chavalería fan-arácnida no celebró precisamente con champán determinadas licencias de los guionistas en aquellas tres películas, véase: sustitución de los lanzarredes que aparecían en el cómic por telaraña orgánica generada por el propìo cuerpo del personaje, el olvido de Gwen Stacy, vital en la vida de Peter Parker, reduciéndolo a una cuasi-parodia en la última entrega, etc. Esta nueva vuelta de tuerca del super-héroe nos muestra un intento de 'Spiderman Begins' -emulando, o inténtandolo, a Christopher Nolan y sus 'Batmans'-, pero me da la sensación de que se queda muy a la mitad del camino. Y es una pena porque los actores parecen muy bien escogidos, excepto en el caso de Sally Field: quizá sea la madre de América, pero dista mucho de ser la tía de América y mucho menos Tía May, que fue perfectamente encarnada por Rosemary Harris en la trilogía de Raimi.

Como digo, el casting no está mal del todo en casi su totalidad. El actor con pinta de adolescente Andrew Garfield me recuerda mucho al Peter Parker más pipiolo del cómic, el de los primeros números del personaje. El chico lo hace bien y le quiere dar a su actuación un aire dramático-desenfadado que se agradece, aunque quizá le ponga demasiada intensidad a la cosa. En ocasiones, recuerda a una especie de James Dean, con super-poderes. Emma Stone es, sin dudarlo, Gwen Stacy: bellísima y encantadora. El habitualmente cómico Rhys Ifans (popular por su papel en Notting Hill) nos muestra aquí su cara más oscura. Y el veteranísimo Martin Sheen como tío Ben, no queda nada mal: otro buen acierto en la elección de actores.

Pero, pero, pero.... El tono trágico-humorístico del cómic, que Sam Raimi sí supo plasmar notablemente en su trilogía, aquí sólo se queda en trágico. Cuando el personaje intenta hacer gracia con alguna de sus frases ingeniosas, se queda a medio gas. Vamos, que no hace gracia alguna. Y otra vez los guionistas se sacan de la manga cosas aquí y allá, lo que no gustará de nuevo a los fans del cómic. Si a eso le unimos que la película a veces resulta un pelín aburrida (pecado! tratándose de un blockbuster, de autor y todo lo que tú quieras: no lo digo yo, que lo ha insinuado su director.... Pero un blockbuster al fin y al cabo), pues apaga y vámonos. En fin: que prometía mucho, pero luego se queda en agua de borrajas. Una lástima. Le doy un aprobadillo raspado porque tiene algún que otro acierto (esas escenas que muestran las cabriolas del personaje desde el punto de vista de Spiderman son increibles); y por supuesto, por Emma Stone, de la que me he enamorado profundamente. Pero si no llega a ser por eso.... Esperaremos a ver qué hacen con la siguiente y os cuento.

Curiosidad: el director es Marc Webb, director de esa pequeña maravilla que es (500) días juntos. Eso sí que es cambiar de estilo.

4 comentarios:

Sergio a.k.a. The Question dijo...

Hola. Una buena entrada sobre la nueva entrega de Spider-Man; claro está que discrepo en algunos puntos [cuestión de gustos y opiniones].

Creo que The Amazing Spider-Man es mucho mejor que las entregas de Sam Raimi. Por fin se nos muestra a un spidey más fiel a lo que es Spider-Man, con mucho más humor (un escalaparedes no deja de hablar mientras pelea y no deja de burlarse del oponente). Spider-Man comparte el mismo dilema que los payasos, por fuera muestran una imágen, entretienen-salvan gente y lucen llamativos como si no tuvieran ninguna preocupación pero por dentro pueden tener un sinfin de problemas personales.

Me gusta que en ésta película el planteamiento no sea vencer al villano y ya. Sino tomar un rumbo muy parecido al Batman de Nolan, en el que se plantean las problematicas del superheroe o de la persona detrás de la máscara, pero a su vez tampoco se lo toman tan en serio, por lo que la película puede ser entretenida sin necesidad de tanta acción sin historia que la sostenga como en The Avengers.

Creo que en ésta película de Spider-Man por fin se está mostrando cómo se deben contar las historias de superheroes en el cine, claro está que el primero en hacer eso fue Nolen con Batman; quizás también podríamos incluir las dos primeras de X-Men dirigidas por Bryan Singer, pero eso ya es cuestión de opiniones. Como sea el punto es que The Amazing Spider-Man es de esas películas de superheroes (o personajes basados en comics) que, junto con el Batman de Nolan, se cocinan a parte.

Saludos, que tengas excelente dia.

Jose Luis Subtil dijo...

Hola: gracias por tu comentario! De la trilogía de Sam Raimi me quedo fundamentalmente con la primera y con la segunda. En la primera, curiosamente, la película era mejor cuando Peter Parker era Peter Parker y no cuando aparecía como Spiderman. En la segunda lo mejor era Alfred Molina y su creación del Dr. Octopus: genial. Pero tampoco me entusiasmaron demasiado, aunque pueda parecer que sí por mi post. Lo que quise decir es que siendo la trilogía de Sam Raimi bastante irregular, hay determinados aspectos que he echado de menos cuando he visto la peli de Marc Webb, que sí estaban en las pelis de Raimi. Quizá es que no ha pasado suficiente tiempo y uno tiene demasiado presente en la retina las pelis hechas hasta ahora, quién sabe. Quizá dentro de un tiempo, en una segunda revisión de 'The Amazing...' aprecie más determinados aspectos que quizá en la primera impresión se me pasaron por alto.
Sí estoy de acuerdo contigo en que la nueva peli trata de profundizar más en la problemática personal del super-héroe, al estilo de los comics. No hay que olvidar que nos muestra al Spiderman más adolescente, el que va al instituto, es un apasionado del monopatín y sueña con conquistar a la chica de sus sueños. Me ha gustado tu comparación con los clowns: nunca lo había visto así, la verdad.
Muchas gracias de nuevo por tu comentario. Nos leemos por aquí!
Saludos

Sergio a.k.a. The Question dijo...

Hola. Sí, quizás se me olvidó señalar algunos puntos buenos que tienen las películas de Sam Raimi. Alfred Molina como el Doc Ock me gustó mucho (de hecho hasta tengo mi figura de acción de Alfred Molina -jaja-).

Eres bienvenido a mi blog, puedes pasar a visitar o a comentar cuando gustes.

Saludos.

Jose Luis Subtil dijo...

Muchas gracias por la invitación: ya lo he añadido a mi lista de lectura de blogs!

Saludos